Mi perro se vuelve agresivo cuando va de la correa

Lucía: Mi perro suele ser sociable cuando le suelto en el  parque, sobre todo si conoce a los otros perros.  No es especialmente juguetón pero se deja oler y normalmente todo va bien. El problema viene cuando le ato con la correa. Se convierte en otro perro, es super agresivo, ladra y se lanza a todos los perros con los que nos cruzamos ¿Por qué pasa eso? ¿Puedo hacer algo?

0
Educación canina Nosinmiperro

Lucía expone una de las consecuencias más típicas de llevar al perro con la correa, la tensión. Un perro atado normalmente siente tensión, bien sea porque se transmite a través de la propia correa bien sea porque le obligamos a hacer cosas que sin correa no haría. Hay formas de evitar esa tensión cuando se tiene que llevar al perro atado.

Además, seguramente Lucía cuando ve un perro a lo lejos, anticipa lo que va a suceder y genera tensión en la correa. Esa anticipación es recibida por el perro y transformada a su vez en tensión. Ladrar o mostrarse agresivo es consecuencia de esa anticipación de “peligro” por parte de Lucía. No olvidemos que los perros son expertos en detectar nuestros estados emocionales.

Debemos ser conscientes de que un perro sin correa a lo mejor no querría ser acariciado por una persona, o cruzarse con un perro sin poder comunicarse en su lenguaje o ir a ese sitio donde le ponen vacunas, etc.  Es decir, el perro se ve obligado a hacer cosas en contra de su voluntad. ¿A quién no generaría estrés eso?

Además hay perros que tienen un carácter inseguro o miedoso y al sentirse atrapados aumentan su inseguridad. Esa inseguridad puede traducirse en ladrido y agresividad. Siempre a través de la correa. Ese perro, si fuera suelto reaccionaría de otra forma al sentir que tiene el control sobre la situación. La reacción sería mucho más adaptativa.

Los perros necesitan espacio, y muchas veces pasear por una acera estrecha no lo permite. Es por eso que con correa se aconseja ir por zonas amplias que permitan una distancia con el dueño y con las personas y perros de alrededor. Eso y llevar una correa larga.

En cualquier caso, hacer paseos tranquilos con correa también ayuda ya que muchas veces la correa se utiliza solo para ir de un sitio a otro, y muchas veces a lugares donde no se quiere ir. Asociar la correa a un paseo tranquilo puede servir de ayuda.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here