Mi perro se marea en los viajes

10
Perro se marea en el coche

Muchos perros son propensos a marearse durante los viajes. El mareo lo causa la sobrestimulación del laberinto, en el oído interno y suele ser más habitual en ejemplares jóvenes o cachorros.

En muchos casos, los mareos desaparecen con la edad, pero en ocasiones, los mareos persisten y se convierten en un problema para los propietarios, que llegan incluso a reducir el número de salidas con su mascota para evitar el problema.

Perros que se han mareado en el pasado pueden presentar signos de angustia y estrés asociado al coche y por lo tanto conductas de evitación (no querer subir al coche). Por lo tanto, la importancia de tratar los mareos no recae únicamente en la sintomatología fisiológica sino también en los posibles problemas de comportamiento que puedan acarrear en el futuro. Los síntomas suelen ser inquietud, temblor, agitación seguida de salivación, bostezos, jadeos, hiperventilación, nauseas y, finalmente, vómito.

¿Qué podemos hacer?

Habituarles

Si nuestro perro aún es cachorro o no ha montado en coche todavía, podemos hacer unas sesiones para habituarle de forma progresiva. Para hacerlo, deberemos subirle al coche de forma tranquila y permitirle que inspeccione la zona donde va a situarse. Estas primeras veces es importante hacer trayectos muy cortos, con una conducción suave para impedir que tenga los síntomas fisiológicos y repetirlo varias veces en distintos días. Lo que queremos conseguir con este proceso es que no asocie el coche a malestar, asique en esas primeras veces, podemos usar el coche para transportarle a lugares que le gusten (ej. el parque, la playa, etc.) y así facilitar una  asociación positiva.

Antes del viaje

  • Ayuno: Los perros viajan mejor con el estómago vacío, por lo que si vamos a realizar un viaje, es mejor retirarles la comida mínimo 4 horas antes y reducir el consumo de agua.
  • Medicamentos: hoy día existen fármacos de prescripción veterinaria que evitan el vómito y reducen el mareo sin efectos secundarios. Consultar con el veterinario para que os aconseje en base a las características específicas de cada caso.
  • Intentar no alterar al perro antes de salir, ya que ese estado de activación favorece la aparición del mareo.

Durante el viaje

  • Intentar conducir de forma estable y tranquila, evitando acelerones y frenazos bruscos.
  • Tratar siempre que el perro tenga una temperatura fresca, ya que el calor excesivo facilita la aparición del malestar. Para conseguirlo podemos abrir una ventanilla un poco para que circule el aire y se refresque el ambiente.
  • Evitar olores fuertes durante el trayecto: ambientadores, tabaco, etc.
  • Hacer paradas frecuentes para que pueda beber agua fresca (poquita) y animarle a que de un paseo o corra un poco.

En el caso de que el perro siga mareándose podemos intentar cambiarle su sitio en el coche: los viajes en el maletero suelen ocasionar más mareo que los que van sentados con el arnés de seguridad en los asientos traseros.

Y como hemos dicho durante el artículo, si tu perro cuando va en el coche muestra una actitud inquieta o síntomas de ansiedad, puede deberse, entre otras cosas, a que ha asociado ese medio de transporte con la sensación de malestar por lo que podemos intentar aplicar los consejos y comprobar si el perro responde de forma positiva.

Compartir

10 Comentarios

  1. Hola! nosotros tenemos una perrita y lo pasaba un poco mal en los viajes en coche, teníamos que abrir ventanillas, ir parando.. hasta que descubrimos unas GOTAS NATURALES que sirven tanto para personas como para los peludines, jeje.. se llaman MOTION EAZE, son unos aceites 100% naturales, se aplica un par de gotas detrás de la oreja y huelen genial, sea como sea la relajan y no ha vuelto a vomitar en el coche. Nosotros tambien las hemos usado en viajes con curvas jejee .. las encontramos en España online en malamarshop

Responder a Liliana Martin Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here