Cómo controlar el ladrido

15
Controlar el ladrido

Ante el ladrido aprendido

Se debe hacer lo que técnicamente se denomina en aprendizaje animal “extinción” y consiste en retirar el refuerzo que mantiene la conducta; esto es, si el perro ladra para que le demos un trozo de comida o para que le abramos la puerta y hemos comprobado que deja de hacerlo cuando lo consigue, simplemente debemos ignorar estas peticiones: no hablarle para calmarle, no darle la pelota, no abrirle la puerta, alejarnos tranquilamente sin mostrar enfado o irritación y esperar pacientemente a que el ladrido cese.

Ignorar el ladrido sabemos que es difícil, pero con el tiempo, cuando compruebe que no consigue lo que quiere dejará de utilizarlo. Hay que advertir que cuando retiremos el refuerzo, la conducta, en este caso el ladrido, aumentará significativamente en intensidad y duración, pero si somos consistentes, pacientes y no cedemos, el ladrido disminuirá hasta desaparecer (curva de la extinción).

Podemos también cambiarle el chip: darle el premio cuando se haya cansado y esté tranquilamente sentado en su sitio para que entienda que esa es la forma en la que consigue lo que desea y no poniéndose nervioso o ladrando.

Ante el ladrido emocional

La extinción propiamente dicha no funciona. Al haber un problema emocional interfiriendo de fondo, es necesario prestar atención a dicho estado emocional para conseguir resultados.

Una pauta general para todos los perros que generan conductas inadecuadas a raíz de estados emocionales negativos es hacer ejercicio físico habitualmente ya que de esta forma, entre otras cosas, estaremos eliminando estrés residual en el perro. Además, el adiestramiento o los deportes específicos como el agility son especialmente recomendables ya que les mete en el rol de trabajo y les ayuda a gestionar sus estados emocionales.

Por otro lado, debemos determinar y clasificar las situaciones en las que el perro genera ese estado de estrés y actuar en consecuencia. Algunos ejemplos son:

1. Por soledad-aburrimiento:

El perro pasa mucho tiempo solo y sin distracciones. Para intentar mejorar su estado, además del ejercicio físico, podemos introducir juguetes interactivos, hacer trabajos de olfato, adoptar otro perro para que le haga compañía de carácter más tranquilo, hacer deporte con él…

2. Por miedo a situaciones:

Personas, viaje en coche, perros, petardos, etc. Estos casos son más complejos ya que requieren que se trate el miedo a dichos estímulos primero para conseguir resultados positivos a largo plazo. El ejercicio, la distracción y los trabajos de olfato siempre mejorarán el problema, pero siempre tendrán que realizarse trabajos de gestión emocional para poder acercarse al estímulo temido sin que genere el miedo o la ansiedad causante de los ladridos. Muy importante no castigar, ni regañar, ni acariciar al perro en estas situaciones. Hay que intentar mostrarse tranquilos y salir de la situación temida sin hacer aspavientos y de forma calmada para evitar que el perro aumente la intensidad de su respuesta.

3. Por territorialidad (vive fuera en el chalet y ladra a quienes pasan cerca de la valla):

Lo primero que debemos aconsejar es poner una valla donde el perro no vea continuamente todo lo que pasa ya que si no lo hacemos el perro cada vez que ladre creerá que consigue lo que pretende: que el intruso se vaya, que el perro se aleje…, por lo que es una conducta que se retroalimenta.

Normalmente este tipo de perros pasan mucho tiempo solos y en muchos casos no realizan el gasto energético necesario. Es importante recalcar que aunque tenga terreno para andar, para hacer sus necesidades, los perros necesitan explorar lugares nuevos, relacionarse socialmente con otros perros y hacer ejercicio físico para tener un estado emocional saludable. Por lo tanto, recomendamos, una vez más, hacer paseos largos con el perro, realizar actividades que impliquen gasto energético como buscar algo que le guste, perseguir jueguetes y plantearnos un adiestramiento suave como forma de favorecer el autocontrol.

Qué no recomendamos

Gritarle, regañarle o golpearle ya que generaría respuestas emocionales negativas que ya hemos visto que interactúan de mala manera con el problema.

Acariciarle o premiarle con atención o cariño para no reforzar dicha conducta.

Pedirle una orden estática: sentarse, tumbarse, etc. Ya que si la orden no implica movimiento lo único que conseguimos es hacer presión pasiva de la motivación que a la larga empeorará el problema.

Usar collares para generar dolor para que cese el ladrido ya que podrían tener consecuencias indeseables al intentar resolver un problema actuando sobre los síntomas y no sobre la causa. Sin duda es posible que el perro en ese momento cese de ladrar, pero estará generando más energía residual y tenderá a generalizar los miedos empeorando a la larga su estado emocional.

Además los collares de descargas y collares de púas utilizados para que cesen determinadas conductas (ladrido, agresión, etc.) son por definición contraproducentes, ya que son generadores de conducta; esto es, se utilizan en modalidades deportivas para que el perro muerda más fuerte, ladre más alto, etc. Actualmente existen trabajos muy interesantes sobre el uso del collar de impulsos para generar conductas sociales en perros maltratados, con resultados sorprendentes. Por este motivo aconsejamos el uso de este tipo de técnicas sólo por profesionales que conozcan las implicaciones teóricas en las que se basan.

Como siempre os decimos desde NSMP, os aconsejamos consultar con un profesional si el problema persiste en el tiempo o se agrava por las razones que sean. Antes de plantearnos soluciones drásticas ante situaciones insostenibles, pedir ayuda.

___

Ana Jiménez Fernández
Licenciada en Psicología y Adiestradora Canina

Compartir

15 Comentarios

  1. Buenas:
    estoy bastante desesperada con este tema, tengo un border collie de un año, que tiene miedo a los perros y reponde con ladridos y si se lo permites con agresividad, se que tengo que estar tranquila pero no puedo ademas donde vivo suelen ir los perros useltos y esto melo complica mas por que vienen corriendo a donde el. No mepuedo permitir un adiestrador canino si pudieras darme algun consejo o algo mas, es que en 7meses llegara mi bebe y tengo mucho miedo.
    Muchas gracias

  2. buenos días, lo primero que debes hacer es llevar a tu perro todos los dìas para hacer ejercicio, piensa que esta raza con solo un año sin este consejo te va a ir muy mal. Una vez realices el ejercicio y tu perro lo veas mas tranquilo llévalo al parque (los primeros días con correa) y déjalo jugar con otros perros veras que en poco tiempo te da resultados.
    Recuerda hacer ejercicio si puedes los dos solos,sin mucho movimiento para el perro y después termina el ejercicio en el parque con un largo paseo.

  3. Tengo 2 perros con problemas distintos:
    El 1° es un pastor alemán con mastin que el pobre a sufrido mucho, siendo un cachorro de apenas un mes se callo desde un un primero y le sacamos adelante y cuando porfin pudo hacer vida normal se rompió la patata y hubo que operar. En definitiva que cuando pudo salir se había cometido en un monstreco y ya no puedo hacerme con el si ve un perro se lanza a atacarle si ve un coche lo mismo incluso a llegado a mordernos, me da miedo aunque le quiero mucho no me deja ponerle el bozal y si lo intento me enseña los dientes cuando lo saco es el que me saca y me gustaría que se juntará con el otro pero cada vez que están juntos se pelean.por favor ayudenme

  4. Mi perro doberman tiene un comportamiento de obediencia perfecto,el tema es cuando lo suelto en el parque y si no encuentra con quien jugar quiere llamar mi atencion ladrando y en ocasiones mordiendo mis tobillos y no responde a mi llamado,solamente cuando aparece otro perro para jugar o saco una pelota cambia de actitud,cosa que en lo posible evito ya que su postura es obsesiva y posesiva con la pelota .que hacer? gracias!!!

    • Hola Jorge,
      Por lo que comentas y con la poca información que dispongo al respecto, me aventuro a decir que el ladrido de tu perro está producido por mucho estrés residual. La obediencia en un perro nunca es signo inequivoco de un buen estado emocional. Hay perros que sí, y perros que no, que son muy obedientes pero acumulan muchos nervios. Hay perros que necesitan mucha más actividad, física y mental, para poder mantener una estabilidad emocional. Tendrías que trabajar la gestión emocional pero eso, ya te aviso, no es tarea fácil. Normalmente requiere un trabajo en muchas áreas. Existen formas de ayudar. Si dices, por ejemplo que tu perro es muy obsesivo con la pelota , intenta jugar con él a que la busque. Te dejo algunos links para empezar: Juegos de olfato, juguetes interactivos, estrés y ansiedad, etc.

      Suerte!

  5. Hola quiero hacer una consulta mi perra es mezcla perro en casa ladra.por todo en la terraza en el balcón en casa dentro de pronto sale corriendo a la terraza y se poner ladrar como una loca que devo hacer ella sale y corre y todo come bien pero al final se me quejara los vecinos y al final me echara. De casa de.lo que ladra por todo no tengo para u. Adiestrador pero en la calle hace lo.mismo además la gente que entra eni casa no se deja acariciar con.los de casa muy bien pero con la gente es muy arisca no muerde pero enseña los dientes que ago la queremos mucho pero no puedo con ella

  6. Hola!, tengo una perrita de agua que ya tiene 10 meses, sin historial de mal trato, más bien todo lo contrario, que sale cuatro veces por día; desde siempre ha sido temerosa y a veces ladraba a las personas, pero esto en vez de ir mejorando va cada vez a peor, cada vez se reduce más su movilidad en libertad en el exterior, al llevarla atada ve venir a alguien y se pone a temblar, y si las personas tienen bicis, tablas de surf (vivimos en un lugar con playa) o patinetes quiere huir, y si está suelta, cosa que podría hacer en todos los paseos por las características del lugar,y también ir a la playa durante todo el invierno y ahora en verano a partir de las 21 (le encanta el agua y correr por la playa), apenas ve a alguien si está suelta va hacia la o las personas y les ladra insistentemente, o bien las sigue por detrás y les “pega” con el hocico en las pantorrillas, ésto me dicen que es producto del miedo también, no me parece que haya riesgo que muerda a nadie, pero la gente se asusta y ya han amenazado con pegarle, a mi me resulta imposible cogerla, ya que es como si se cebara con la situación y empieza a alejarse de mí y a buscar personas para ladrar. He consultado con un par de entrenadores, y por un lado me resulta muy costoso lo que proponen, pero por otro sólo me hablan de entrenamientos con mandos que no tienen que ver conque deje de ladrar, de hecho conozco de cerca el caso de otro perro de agua que ha terminado su entrenamiento y luego ha comenzado con problemas de ladrido, si bien se sienta y acuesta cuando se lo ordenan.
    Agradecería cualquier comentario, he visto la guia que tenéis y no puedo aplicarla, ya que dispara y es imposible dar con ella, no obedece, contrariamente a lo que sucede dentro de casa, en donde es una perrita muy obediente.
    Saludos,

    • Hola Verónica. Claramente tu perra tiene un problema de gestión emocional. Es tímida-miedosa, seguramente por una mala socialización temprana. Quizás ya tenía un carácter tímido (por la raza) y no se ha socializado bien. En cualquier caso es normal que haya ido generalizando a todos los estímulos la reacción de miedo. Un par de cosas te podemos decir. Por un lado, informarte que cuando un perro muestra el comportamiento que nos has detallado, sí puede llegar a agredir a las personas (por miedo, no por agresividad). Por otro lado, esto solo lo puedes solucionar con un adiestrador, lo único que este adiestrador debe estar correctamente formado y saber trabajar específicamente la gestión emocional. Como ya expliqué en otros post, hay muchos adiestradores muy mal formados, que utilizan técnicas antiguas y desfasadas y que basan todo en la obediencia sin prestar demasiada atención a la gestión emocional. En ese sentido, no se dónde vives pero puedo intentar ayudarte a encontrar a alguien, que si bien nosotros no conozcamos personalmente, sí sepamos donde se ha formado y podremos garantizar que tenga una formación en gestión emocional. Para ello deberás mandarme en un mail privado tu ciudad de residencia e intentaremos ayudarte. Decirte que los problemas de miedo son complicados de solucionar y requieren un trabajo conjunto entre dueños y adiestrador, pero que teniendo tan solo 10 meses de edad, merece la pena, ya que ganaréis todos en calidad de vida.

      Suerte y ánimo!!

      • muchas gracias por tu respuesta!!, vivimos en Gorliz, un pueblo que queda a 30 km de Bilbao, Vizcaya, te agradezco si puedes informarme de alguien porque es agotador salir con ella,tanto para nosotros como para ella
        un saludo

        • Hola! Preguntaré en una página amiga que se dedica a formar profesionales y que son muy muy buenos a ver si me pueden dar algún contacto de fiar y te lo paso por privado. (Perdona que hayamos tardado, estábamos de vaciones!!)

  7. Hola! Tengo un border collie de 5 años. Hace 2 años empezo a ladrar ferozmente cuando la gente entra y sale del departamento .Es una conducta molesta. Esta tranquilo hasta que detecta que alguien se va a ir y empieza a perseguirlo ladrando sin parar. Es realmente molesto. Cuando alquien llega sucede lo mismo, se le tira encima ladrando y gruñendo. Luego se le pasa, pero quier saber como corregirlo. Gracias!

  8. Hola. Vivo en un piso con mi familia y Rayo, pinscher de 4 años.En cuanto salimos de nuestro piso, Rayo empieza a ladrar. Al llegar a la calle, durante un rato sigue ladrando sin cesar a todo el que pase cerca de nosotros, ya sean otros perros y personas. Cuando regresamos del paseo y estamos cerca de nuestra casa, se comporta de la misma manera que a la salida. Entramos en portal, nos cruzamos con vecinos, subimos en ascensor, sólos o con algún vecino y no deja de ladrar hasta que entramos en casa, le digo que se siente y le doy un premio para que se calle,
    Ya sé que es un poco contradictorio lo de darle un premio después de aturdirnos a nosotros y a nuestros vecinos con sus ladridos.Pero es la única manera que se calle cuando llegamos a casa.
    El premio se lo doy después de decirle que se siente y pare de ladrar.
    Podríais darme algún consejo?. Está claro, que muy bien no lo estoy haciendo. Un saludo

    • Hola Mar. LA razón por la que Rayo ladra puede ser más compleja de lo que parece. Si como nos dices es una respuesta un poco generalizada, significa que el perro está con estres y lo expresa a través del ladrido. Puede ser miedo por una mala sociabilización, puede ser que genere estrés residual por otras razones que desconocemos… en cualquier caso, no es un problema simple y lamentablemente no podemos darte una solución estrella. Podemos aconsejarte que hagas trabajaos por el portal y por los alrededores de casa paulativamente, trabajos de olfato, que suelen centrar bastante su atención. Se trata de esparcir trozos de comida apetitosa por ejemplo al abrir la puerta y en el descansillo y vuelves a casa. Otro día avanzas un poco esparciendo hacia las escaleras, y puede que mejore algo. Ya te digo que no es algo sencillo porque parece que tiene que ver con miedo. En cualquier caso los trabajos de olfato siempre vienen bien para descentrar la atención de los perros. Es el consejo así más fácil de llevar a cabo por vosotros que se me ocurre. De otra forma yo pediría consejo de un adiestrador especializado en gestión emocional. Dar comida como premio no tiene ningún valor “terapeútico”. Por lo menos que el perro trabaje un poco y haga trabajo de gestión emocional sin darse cuenta. Puedes consultar este artículo sobre los trabajos de olfato para que te vayas familiarizando http://nosinmiperro.es/juegos-de-olfato-para-perros/

      Ya nos contarás si avanza algo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here