La inteligencia canina

1
inteligencia canina

Hay que empezar este artículo aclarando a qué nos referimos con inteligencia. La Real Academia Española de la Lengua define inteligencia como la “capacidad para entender o comprender” y como la “capacidad para resolver problemas” y está ligada a otras funciones mentales como la percepción (capacidad de recibir información) o la memoria (capacidad de almacenarla).

En la historia del conocimiento han existido diferentes corrientes a la hora de explicar la inteligencia animal, entre ellas, la canina.

Aristóteles (384-322 a.C.) consideró la diferencia entre la inteligencia animal y humana como una cuestión únicamente de grado y no de naturaleza.

René Descartes (siglo XVII) sostenía que los animales carecían de estado consciente, de inteligencia y de cualquier proceso mental análogo al del ser humano. En la actualidad muchas personas siguen manteniendo esta visión y sostienen que los humanos somos los únicos animales inteligentes sobre el planeta y que los procesos mentales que rigen el comportamiento humano son sustancialmente diferentes a los que rigen el comportamiento canino.

En 1871 Charles Darwin publica La descendencia Humana donde afirma que “las distintas emociones y facultades —como el amor, la memoria, la atención, la curiosidad, la imitación, etc.— se encuentran a veces bien desarrolladas en los animales inferiores”. Darwin va a convulsionar el pensamiento de la época y a raíz de sus investigaciones van a surgir nuevos caminos para entender la capacidad de aprendizaje animal.

En la actualidad sigue sin haber consenso sobre este aspecto si bien ha aumentado el interés por conocer los procesos y las diferentes formas de inteligencia humana y animal.

Según Stanley Coren (profesor de psicología de la Universidad de Colombia Britanic en Canadá) podemos distinguir tres tipos de inteligencia en los perros:

Inteligencia instintiva

Es lo que el animal sabe desde que nace simplemente por herencia genética. No necesita aprenderlo, lo lleva en los genes. Por ejemplo, hay razas que tienen más desarrollado el instinto de caza, y sin haberles entrenado, al salir al campo y encontrarse con un conejo, lo persiguen de manera natural.

Inteligencia adaptativa

Es la capacidad del animal para resolver problemas y aprender de las situaciones nuevas. Reconocen la relación de causa- efecto y por ese motivo son capaces de resolver problemas con diferentes grados de complejidad. Gracias a la memoria y el aprendizaje el perro es capaz de anticipar situaciones y adaptarse a nuevos contextos.

Inteligencia funcional o de obediencia

Las tres inteligencias interactúan entre sí, pero quizá ésta es la que más influye en la relación con los humanos. Permite al perro realizar conductas nuevas que no están programadas en sus genes y realizarlas en base al orden social. En esta inteligencia influye notablemente la disposición de agradar del perro, la motivación por el aprendizaje y la autosatisfacción por la realización de la tarea.

Como hemos dicho, existen diversas teorías para explicar la inteligencia canina en base a los procesos cognitivos que implican pero no hay que olvidar que, como pasa con los humanos, la conducta de los perros está influida por sus emociones. La gestión emocional, por tanto, ha de tenerse siempre en cuenta cuando hablemos de inteligencia o capacidad de aprendizaje.

Compartir

1 Comentario

  1. Hola
    Cuando era chica todos sostenían que los animales solo actuaban por instainto o como mucho, hablaban del reflejo condicionado de Pavlov.
    Una maestra de grado, para explicarlo mejor nos djo: “el canario que está junto al pizarrón año tras año me escucha enseñar como hacer cuentas, y nunca aprendió a hacerlas, porque no es inteligente” Escucharon ustedes una estupidez mayor, ja ja….
    Yo pensé entonces: “y yo nunca voy a aprender a gorgear como un canario y no por eso me falta inteligencia”·
    Desde entonces me interesa el tema de la intelencia de los animales.

    Aunque seré sincera: no hace falta que sean poco, mucho o nada inteligentes…..
    Hay que tratarlos bien por el solo hecho de que lo merecen porque están vivos.

    Mis saludos.-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here