La oruga procesionaria

2
oruga procesionaria

Al principio de la primavera y coincidiendo con el aumento de las temperaturas, las orugas procesionarias abandonan sus nidos algodonosos en los pinos  y se desplazan formando hileras hacia una zona terrosa donde se entierran para empezar el proceso de cristalización y convertirse en mariposas. La oruga procesionaria se considera la plaga más destructiva para el pino después de los incendios forestales y las altas temperaturas favorecen su proliferación.

El momento más peligroso para nuestros perros, cuando más atentos debemos estar, es justo este, cuando bajan de los pinos y forman esas largas hileras. Normalmente este proceso sucede de marzo a mayo y dura unas 2 semanas aproximadamente aunque al depender de la temperatura aconsejamos estar atentos durante los meses de calor en zonas de pinos.

Estas largas hileras suelen llamar bastante la atención de los perros, sobre todo si son cachorros, y suelen intentar olisquearlas e incluso inspeccionarlas con la boca, lo que es muy peligroso ya que este tipo de oruga tiene unos pelillos que contienen una sustancia muy tóxica (taumatopeína) que produce reacciones alérgicas graves.

Efectos de la procesionaria

Como hemos dicho, el contacto con la oruga provoca una irritación muy fuerte en la zona de contacto similar a una quemadura y mucho picor. La gravedad dependerá en gran parte del número de pelillos que hayan contactado con el perro. Además el cuadro se complica porque provoca una gran inflamación en la zona de la cabeza, la boca, la lengua y las mucosas pudiendo llegar a provocar incluso asfixia en relativamente poco tiempo.

Los síntomas más habituales son:

  • Inflamación de la cara (edema facial) y de los párpados
  • Inflamación de los labios, de los belfos y de la mucosa oral
  • Inflamación de la lengua que conduce a la imposibilidad de cerrar la boca, provocando en muchas ocasiones oscurecimiento y necrosis parcial de la lengua
  • Salivación muy abundante
  • Jadeo, sobre todo por el dolor
  • En caso de ingesta puede provocar asfixia por edema de la laringe, vómitos y hemorragias.
  • Shock anafiláctico y muerte

Precauciones

No existen en el mercado repelentes de la oruga y además no servirían de nada ya que el mayor peligro, como hemos dicho, es la curiosidad del perro. Deberemos evitar las zonas de pinares y alrededores y mantener al perro atado si no podemos evitarlas. Por suerte, la época en la que la procesionaria abandona los pinos es relativamente corta por lo que según la zona deberemos mantener las precauciones sólo durante este proceso.

En jardines donde pueda haber pinos infectados también hay que tener precauciones y hablar con expertos para que traten de erradicarla.

¿Cómo actuar ante la intoxicación?

Cuando nuestro perro entra en contacto con la oruga rápidamente empieza a mostrar síntomas, entre ellos agitar la cabeza y rascarse. Considerando que el cuadro clínico tras la intoxicación puede complicarse de forma rápida debemos actuar rápido y llevar al perro al veterinario con urgencia.

Para ganar un poco de tiempo se puede practicar un lavado sobre la zona afectada con abundante agua o suero fisiológico pero sin frotar, ya que frotando podríamos romper más pelillos de las orugas y liberar más tóxinas.

Por lo tanto, para evitar disgustos en esta época, os recomendamos extremar la precaución, vigilar de cerca al perro y sobre todo,  evitar zonas de pinos donde el riesgo es infinitamente mayor. Además mantener la alerta ya que puede haber orugas despistadas de la hilera que pueden desplazarse sin rumbo y aparecer en zonas sin pinos donde no sospechamos nada. Y con perros cachorros aumentar aún más la precaución.

Compartir

2 Comentarios

  1. […] Si tu perro recibe una picadura de insecto y sufre hinchazón en la boca, la nariz o la garganta deberemos consultar con el veterinario para descartar posibles problemas de respiración. Si la picadura es de una abeja, deberemos extraer el aguijón raspando la zona (con una tarjeta, cartulina…). Es preferible no usar pinzas para evitar que no expulse mas veneno y evitar así una mayor inflamación. Para aliviar la zona podemos aplicar gasas frías y siempre debemos observar la evolución del perro ya que si es alérgico a la picadura la evolución puede complicarse y es importante acudir al veterinario. Picadura de oruga procesionaria […]

Responder a Cómo ayudar a nuestro perro ante un accidente o una emergencia Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here