La pseudogestación o “embarazo psicológico”

2
Embarazo psicológico perros

La pseudogestación es un fenómeno relativamente habitual en las perras que se conoce en la calle como “embarazo psicológico”. Lo cierto es que la pseudogestación no tiene nada de psicológico sino que más bien es una respuesta fisiológica normal que se da en muchos animales.

Por ejemplo, en las manadas de lobos ha sido siempre una respuesta normal de las hembras para ayudar en la cría de los cachorros de la hembra alfa, que es la única que se queda preñada. Esto también pasa en los perros que viven en estado salvaje, que se agrupan en manadas y sólo una hembra es la encargada de criar, por lo que las restantes cumplen el papel de nodrizas cuando la madre no está o son demasiados cachorros.

La domesticación del perro (existen evidencias fósiles de perros domesticados hace 31.700 años) está haciendo que esta situación de pseudoembarazo vaya desapareciendo ya que se trataba de una respuesta adaptativa de las hembras que ya no es necesaria en la vida doméstica.

Por supuesto, si la perra vive en relativa libertad y puede haber sido montada por un macho durante su etapa de celo sin que nosotros lo veamos es importante descartar esta posibilidad antes de plantearse una pseudogestación.

El “falso embarazo” suele producirse entre 6 y 8 semanas después de que la perra estuviera en celo. La perra tendrá los mismos síntomas de una gestación real. Tanto la perra que ha quedado preñada como la que no, pasan al final del celo por la misma fase (diestro). Esto quiere decir que a partir de ese momento tanto la que está preñada como la que no, tienen las mismas hormonas influyendo en el sistema nervioso. La única diferencia es que una termina en parto y otra no.

Síntomas

A veces es complicado percibir el estado de pseudogestación de nuestra perra ya que la intensidad en la que se manifiestan las alteraciones fisiológicas varía entre unas y otras.

Normalmente sufren hinchazón en las mamas y en el abdomen,  aumento del apetito, nerviosismo y en casos más extremos las hembras llegan a producir leche e incluso adoptan conductas de nidificación: adoptan objetos o animales como sus crías. En algunos casos se puede dar agresividad maternal para defender a sus “cachorros”, por lo que hay que tener cuidado. Esto último es lo que suele hacer que la gente lo considere psicológico, sin embargo, como ya hemos dicho, se trata de un comportamiento instintivo con causas orgánicas que es inevitable para el animal.

¿Qué hacer?

Lo cierto es que la mayoría de las veces no es necesario utilizar tratamiento de ningún tipo ya que los síntomas desaparecen por sí solos a las dos o tres semanas aproximadamente. En algunos casos que pueden suponer un problema para el dueño o para el animal por los cambios en el comportamiento se usan inhibidores de la síntesis de prolactina, pero normalmente no son necesarios.

Las perras que han adoptado algún objeto como cría sufren hinchazón de mamas e incluso producen leche durante más tiempo. A veces, para la inflamación de las glándulas mamarias se aconseja utilizar diuréticos, dar largos paseos o incluso restringirle el acceso a la bebida pero como decimos siempre desde NOSINMIPERRO, lo más aconsejable es consultar al veterinario las pautas a seguir.

Compartir

2 Comentarios

  1. saludos, tengo una chihuahua que cruce por segunda vez hace 71 dias, la primera no fue exitosa, asi que lo intentamos de nuevo y ella comenzo a tener todos los sintomas de un embarazo normal, per despues del mes y medio, dejo de engordar y pense que no estaba, que los sintomas se habian causado por las hormonas y que simplemente no estaba preñada, comence a cuestionarme sobre su fertilidad, pero este dia me di cuenta de que comenzo a producir leche… ahora estoy preocupada porque si hubiera estado embarazada todo este tiempo su fecha de parto tendria mas de una semana de retraso, ¿es posible que sea pseudogestacion?

Responder a valeria Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here