Desmontando mitos: Él no sabe lo que ha hecho

14
Él no sabe que lo ha hecho mal

 

He perdido la cuenta de cuantas veces he oído esta expresión: “mira, mira cómo sabe que lo ha hecho mal”. Pasa muy a menudo, el dueño regaña a un perro por hacer algo y se cree que funcionará porque el perro reacciona con miedo y sumisión. Para ilustrarlo mejor voy a poner un ejemplo muy habitual: un perro que se ha quedado sólo en casa y ha roto un cojín… Cuando llega su dueño se enfada, le regaña efusivamente acercándole la cabeza hacia el cojín y el perro se pone en una actitud de “mi amo se ha enfadado”. La mayoría de personas cree que el perro está entendiendo lo que ha pasado y el porqué de tal enfado: “Que sí, que sí, mira cómo agacha la cabeza, mira qué ojitos pone… ¿ves cómo entiende que no puede hacerlo? ¡¡Así aprenderá!!”

Lamento echar por tierra una creencia tan arraigada en el saber popular pero esta afirmación es rotundamente falsa. El perro no sabe que lo ha hecho mal y no aprenderá absolutamente nada.  El perro lo único que sabe es que el dueño está enfadado, pero no por qué… Para que se entienda, es como si yo voy caminando por la calle y de repente un señor se me pone a pegar gritos muy enfadado… La única conclusión que puedo sacar es que el señor está enfadado,  pero no el motivo. Exactamente igual le pasa al perro: lo único que sabe es que estás enfadado, pero no aprenderá nada. La única diferencia es que el perro nos quiere y por tanto se afectará emocionalmente. A nadie le gusta que “su mejor amigo” se enfade con él, y encima sin saber por qué.

A ver si consigo que aquellos defensores acérrimos de “lo sabe” comprendan que no es así. Siguiendo con el ejemplo del cojín, el perro a lo largo de ese tiempo en el que ha estado solo en casa ha hecho de todo: ha paseado por la casa, se ha sentado, se ha levantado, ha cogido el cojín, ha bebido agua, ha vuelto a coger el cojín, ha jugado con él, lo ha roto, se ha vuelto a sentar, etc. Cuando llega el dueño y se enfada, el perro es incapaz de hacer una asociación entre romper el cojín y el enfado de su dueño. Lo más que hace es poner en marcha una serie de comportamientos para intentar salir de la situación con el menor conflicto posible, algo que forma parte de su repertorio de “señales de calma”: agacho la cabeza, evito el contacto ocular, pongo una postura de sumisión, etc. Si te enfadas con tu perro y le regañas, sea por lo que sea,  éste reaccionará mostrando estas señales de calma para evitar tu enfado. Y lo hará siempre porque es la forma en la que reaccionan al conflicto y su única vía de comunicación. Lo importante es que al hacerlo no está asumiendo la culpa y por lo tanto entendiendo que no debe volver a hacerlo sino que está intentando que dejes de estar enfadado con él, simplemente.

Los perros aprenden por asociación y por eso es muy importante entender que regañar en un lapso de tiempo tan prolongado desde que se ha producido la conducta no tiene ningún efecto más allá de liberar la tensión del dueño. A nadie se le ocurriría premiar a un perro de algo que ha hecho hace 2 horas, pero en cambio lo contrario es de lo más habitual.

Debemos ser conscientes de que nuestro perro está continuamente esforzándose por entender lo que queremos de él, que la mayoría de las veces no es nada fácil. Está deseoso de agradarnos y por ese motivo debemos ser justos a la hora de relacionarnos con él. No podemos enfadarnos porque haga algo que no sabe que no puede hacer, o porque sea molesto para los humanos, o porque no lo entendamos, o porque no obedezca algo que no le hemos enseñado correctamente. etc. Antes debemos aprender a comunicarnos con él y a partir de ahí empezar a trabajar en la educación y en la obediencia desde el respeto.

Por lo tanto, os invitamos a reinventaros y a no utilizar el enfado o el castigo como forma de moldear al perro bajo ninguna circunstancia ya que además de no ser eficiente,  afecta notablemente al vínculo afectivo que establecemos con él, que al fin y al cabo, es lo más importante.

 ___

Ana Jiménez

Licenciada en Psicología y Adiestradora Canina

 

Bibliografía:

Turid Rugaas (2005). El lenguaje de los perros: las señales de calma.  KNS EDICIONES.

Compartir

14 Comentarios

  1. Vale, la verdad es que es dificil llegar, encontrarte media casa patas arriba y no decirles nada jeje, la cosa es, entonces como debemos hacerlo?
    Si llegas a casa y te encuentras ese panorama…como hacerles entender que no deben hacerlo??

    Muchas gracias por el articulo, me ha sido de gran ayuda.

    • Hola Eva! Evidentemente sabemos que es difícil llegar a casa y encontrarse con la casa patas arriba, pero, como explico en el artículo, enfadarse no es una solución. En estos casos hay que valorar qué es lo que sucede y el caso concreto para poder poner en marcha soluciones.

      A veces es un cachorro que tiene que aprender poco a poco cuales son sus juguetes y cuales no (se le va enseñando con tiempo y paciencia… y evitando al máximo que tenga a mano apetitosos cojines mientras aprende)…

      Con perros adultos, sucede por múltiples causas: porque pasa demasiado tiempo solo, porque no hace suficiente ejercicio para liberar estrés y tensión acumulada, porque tiene un ambiente pobre en estímulos, por una mala socialización, porque tiene ansiedad por separación y no sabe quedarse solo…

      Es difícil dar una solución que sirva para todos los casos aunque sí puedo decir que enriquecer el ambiente del perro con juguetes interactivos y darle la oportunidad de hacer más gasto energético durante los paseos es beneficioso en todos ellos aunque después haya que complementarlo con otras medidas según el problema concreto.

      Un saludo!!

      • Muchas gracias por la respuesta!!

        Tengo 2, un cachorro de 11 meses con muchísima energía y otro de 3 años. Tomaremos nota de tus consejos, gracias!!

        Un saludo

  2. Mi perro vive en el jardín tiene mucho espacio para correr y destroza cocines y el sofá donde duerme, hace ejercicio pero es muy saltaría,tiene un año y mewdio . Se puede tranquilizar con la edad y dejar de hacerlo? Es mayor para enseñarle a no hacerlo? Pues la hemos cogido de la perrera hace sólo siete meses ya tenía ocho cuando la trajimos a casa Gracias un saludo

    • Hola Maite,
      Lo más importante no es si tienen espacio para correr sino que establezcan relaciones sociales saludables con las personas que conviven. Nos olvidamos siempre que el perro es un animal social y por lo tanto necesita reglas sociales y relaciones comunicativas con su entorno. Muchas veces es mejor dar un largo paseo dueño-perro a que éste tenga espacio donde correr solo. Si un perro tiene problemas de socialización y genera estrés es necesario que se establezcan pautas por un profesional para intervenir y cambiar esa dinámica. Sin duda soy de la opinión de que si un problema como este no se trata, difícilmente se va a volver a la calma. El perro por sí solo no va aprender a calmarse y a estar tumbado en el jardín. Siempre puedes intentar mejorar la relación haciendo trabajos de olfato (http://nosinmiperro.es/juegos-de-olfato-para-perros/) y estableciendo normas de relación para con vosotros, pero sin duda yo recomendaría siempre la supervisión de un profesional.

  3. Sin embargo mi perra se esconde y no viene a saludarme cuando me lía alguna gorda en casa. No reacciona así porque me vea enfadada pues aún no he entrado. No sé si sabrá o no que lo ha hecho mal. Lo que tengo muy claro es yo sí sé cuando lo ha hecho mal o no sólo por el modo en que me recibe. Un saludo

    • Es cierto, mi perra reacciona así solo cuando la lia, y ni siquiera la he regañado. Coge y se mete en su cama. Entonces de ahi viene mi sospecha si lo sabe o no cuando hace algo malo.

  4. Mi hija de 9 estaba almorzando (comiendo), y mi beagle estaba a su lado, llego mi hijo de 12 a acariciarla y le tiro lo mordió, nos dio susto y la regañamos y la castigamos con un períodico enrollado, ella metió la cola entre las patas y puso su carita como de sumisa, se escondió debajo del lavadero y salio luego como con miedo a que la volvieramos a regañar y castigar, entonces como hacemos para que ella no nos tire? mientras esta en esta posición y/o cuando tiene algo que esta ruñendo?

  5. Hola, espero me puedan ayudar!! Mi perrita no se pone en sumisión cuando la regaño!
    Hoy x ejemplo no quería comer (es berrinche xq no quiere el pollo, pero seguramente si le pongo crema que le encanta, si se lo come), lamentablemente la he mal educado mucho y siempre está acostumbrada a comer conmigo al lado o empezar a comer dándole en la Palma de mi mano, entonces hoy lo que hice fue ofrecerle y no quiso, se fue a acostar detrás de las almohadas y al ir por ella y quererla cargar me mordió súper feo, le alce la voz y le dije que no, lo volví a intentar y me mordió más feo y, mal hecho, le pegue y me mordió más! Después llegó mi papá a quererle ofrecer y también lo mordió (obviamente mi papá le pego y la encerró en el baño como”castigo”).
    Sé que pegarles implica que se pongan más agresivos, pero no sé cómo hacerle entender que está mal que nos muerda, por mucho que la queramos es algo que si molesta bastante.
    Ahorita quiso venir a mi recámara y no la deje entrar, no sé si estoy haciendo mal o que debo hacer!
    No está enferma, es berrinche x lo que no come y pues le insistimos Xq me preocupa que no coma :/
    Espero que me puedan ayudar :( estoy desesperada!!
    Mil gracias de antemano

    • Hola Michelle,
      Evdentemente hay un problema, no se si de autoridad pero sí de roles. Tu perro no te puede mostrar agresividad, ni morderte por ninguna razón. POr escrito y en la distancia es imposible ayudarte porque no puedo determinar qué causa el problema pero sin duda puedo decir que el vínculo que tenéis la perra y tú no es el adecuado, y también te advierto que con castigos sin sentido no vais a solucionar nada.
      Os aconsejo consultar con un especialista en gestión emocional y solución de problemas de conducta en perros.

  6. Buenos días:
    No quisiera yo poner en tela de juicio el comentario del experto, pero déjenme que solo haga un apunte al mismo y les cuente mi experiencia.
    Mi perrita linda, a la cual adoro, muy de vez en cuando, sobre todo cuando está malita se hace pis y caca en casa. Ella sabe que yo la riño mucho cuando lo hace. Pues miren lo que pasa. Ella normalmente duerme a mi lado, en su camita, y cuando por la mañana me despierto, me sigue a todas partes por la casa. Bien, pues el día que por la noche, se ha levantado y ha hecho caca en el comedor, ese día, no sale de su cuna para nada y me mira con cara de cordero degollado. Es como si dijera…………. jo! si, me he hecho pis y cada, lo siento, no me regañes. Yo nada mas ver esa actitud, se que ha hecho algo a lo largo de la noche. Entonces, mi pregunta es…………. se acuerda o no se acuerda de la faena????-.

    • Hola Mercedes,
      Sin duda la secuencia que comentas entiendo que es imposible no tener la certeza de que tu perra sabe lo que ha hecho y que le vas a regañar por eso. Yo también lo pensaría, sinceramente. Lo único que me genera dudas es que si tu perra tiene tan claro la secuencia de lo que hace y el “castigo” por qué se mantiene esa conducta. Si no es un problema veterinario ajeno a su voluntad, debería haberse extinguido. Las conductas que se castigan se extinguen. Así que, me genera un par de dudas, o tu enfado no funciona como un castigo para ella (cosa que es totalmente posible, lo vemos con niños millones de veces) o no lo entiende como crees.
      En cualquier caso, los perros captan repeticiones y patrones de conducta que nosotros ni siquiera somos conscientes que hacemos. En este artículo realmente trato de explicar que el hecho de que un perro ponga cara y posición de “qué he hecho?” no significa que lo entienda. Sin duda habrá casos en que los perros sí saben lo que han hecho, pero yo creo que la mayoría de los casos que describo no.

  7. Como hago para que mi perrita pitbull de 5 meses deje de morder las puertas y los pomos cada vez que no estoy en casa? Como la regaño si cuando lo ha hecho no estoy en casa? Gracias!

    • Hola Samantha,
      Los perros en su etapa de cachorros son un poco destructores, sobre todo si no han tenido una socialización adecuada y se les ha separado pronto de su madre, que es la que mejor les sabe enseñar a controlarse.En cualquier caso, como bien dices, si la regañaras no ganarías mucho con eso porque no lo entendería. ¿Qué puedes intentar? Al tratarse de una época concreta (si no tiene que ver con ansiedad por separación que sería otra historia) y que suele pasar en edad adulta, en este tiempo puedes intentar cansarla todo lo que puedas mientras estás en casa para que después cuando te vayas esté deseando pillar camita. No te aseguro que funcione pero yo lo intentaría. Ya nos contarás!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here