Cómo saludar a un perro

11

La mayoría de los adiestradores y etólogos caninos coinciden en que las mordeduras de perros hacia humanos se deben principalmente a dos factores: por un lado, como consecuencia de una mala educación por parte de los propietarios y por otro lado, debido a que las víctimas no son capaces de reconocer las señales de tensión que el perro les está lanzando e interactúan de forma incorrecta provocando el ataque.

Por eso en este artículo vamos a intentar explicar de forma sencilla la manera correcta para acercarse a saludar a un perro y para conseguirlo vamos a seguir las pautas gráficas que ha descrito la conocida etóloga Sophia Yin.

Lo que Sophia Yin defiende es que las personas tendemos a saludar a los perros sin considerar su estado emocional y de alguna forma lo hacemos como si fueran juguetes. Lo que intenta poner en evidencia es que las diferentes formas de aproximarse para saludar a un perro determinará en gran parte el éxito o el fracaso del acercamiento. De hecho, insiste en que las personas y los perros no somos tan diferentes a la hora de considerar un saludo como irrespetuoso o invasivo, y así lo intenta plasmar en los dibujos.

Vamos a exponer diferentes ejemplos que Sophia incluye en su libro How to Greet a Dog:

 

Acercamientos apropiados o inapropiados

 

Si el perro está en el coche, no te acerques de forma brusca ni introduzcas la mano para tocarle (aunque parezca sorprendente mucha gente ha sido mordida siguiendo este proceso). Los perros se sienten amenazados si entramos en su zona de seguridad por lo que intentaremos respetar esa distancia para evitar sobresaltos.

 

La tendencia al ver a un perro que nos gusta es precipitarnos a saludarle de forma efusiva sin importarnos sus señales de miedo o estrés. Lo más seguro es que si alguien se acerca a saludarte de esa forma también sientas desconcierto o miedo, sobre todo si es un desconocido. Aunque parezca obvio hay que intentar acercarse de forma lenta para evaluar su estado emocional y descartar señales de miedo.

 

Normalmente son los niños los que se acercan a saludar sin ningún reparo al perro de forma efusiva. También son los niños los que más agresiones sufren. Debemos enseñar a los niños a pedir permiso y a acercarse de forma respetuosa con el animal para que no sienta ese acercamiento como una amenaza.

 

Aunque el propietario nos haya dado permiso para el acercamiento, siempre es bueno evitar hacerlo de forma frontal y con la mirada fija. Por lo contrario, la forma correcta es acercarse de lado y con la mirada periférica para evitar interpretaciones de amenaza.

 

A la hora de acercarse a saludar hay que respetar su espacio de seguridad que como es lógico, varía según el tamaño del perro. Lo ideal sería no abalanzarse sobre el perro y respetando la distancia esperar a que sea él quien se acerque cuando sienta curiosidad. Con perros pequeños o miedosos suele ayudar agacharse (siempre respetando su distancia segura).

 

Al igual que algunos niños tienen fobia a los payasos, por ejemplo, algunos perros tienen miedo a personas con gorros, a niños, a las gafas de sol, a los paraguas, por lo que aunque hayas seguido todas las normas de saludo adecuadas puede que el perro todavía sienta una amenaza y reaccione con miedo. Por eso es muy importante que captemos cuanto antes las señales de miedo, incomodidad y tensión para evitar el acercamiento y acariciarle.

 

Por último recordar que algunas formas de interacción no son tan apropiadas ni tan divertidas para los perros (y los niños) como piensas. A la mayoría de los perros no les gusta que les abracen de forma efusiva, ni siquiera cuando la persona es familiar. Por lo tanto evitar los saludos muy efusivos y familiares en la medida de lo posible.

 

Fuente: “How to greet a dog” Dr Sophia Yin. Ilustrations by Lili Chin, 2011 Dr Sophia Yin, DVM, MS

Compartir

11 Comentarios

  1. También hay que recordar que cuando te acercas a un perro a parte de no mirarle a los ojos le tienes que acariciar siempre por debajo ,nunca encima de la cabeza, porque al perder la mano de vista no se sienten seguros, uno de los lenguajes para un perro para decir que es una situación tranquila es bostezar, cuando ellos lo hacen es que se sienten cómodos y normalmente aunque sea un segundo ellos también giran la vista… siempre comprobar que la cola no la tengan ni muy para arriba , ni el pelo encrespado ya que están en situación dominante , ni al contrario con la cola metida entre las piernas ya que están asustados y por miedo también pueden morder…espero que os haya gustado, una seguidora! un saludo

    • Hola!! Si, el bostezo tambien puede ser por estar estresado.. Y Miriam, lo de acariciar “por abajo” imagino que dirás por el lomo, porque por la tripa de primeras me parece inadecuado. Lo que no les mola nada es a contrpelo y el lugar más apropiado en principio es en el lomo, por lo menos es lo que sucede con el tratamiento del miedo en perros en terapia!!

  2. He observado que cuando uno se acerca a un perro que no conoce lo primero que el animal hace es OLFATEARTE ya que ellos lo hacen cuando se acercan a otros de su especie. Una vez que este ritual se lleva acabo y el animal te acepta no tienes ningun problema

  3. hola,yo creo por experiencia que nunca he tenido problemas al tocar a un perro enseñandole la mano y acariciarle por el cuello y la mandibula inferior o sea la cabeza por debajo ¿es correcto?

  4. Buenas, yo no se mucho, pero creo que lo básico es acercarte despacio, enseñarle la mano que la huela para que confíe en ti y bueno acariciar por debajo no se… es como si le fueras a dar algo, en cualquier caso siempre es necesario con él para la caricia y para eso solo hay que observar. Un besote perrimaniacos

  5. Para acercarte a un perro, lo primero es mostrarle tu mano a cierta distancia y permitir que él se acerque a olfatearla. Si hace esto, puedes intentar tocar su mejilla y luego sobar su cabeza, después el lomo. Si notas una mirada de desconfianza o te muestra sus dientes, mejor no continuar acercándose, porque te va a morder. Si es imperativo acercarse al animal (porque lo has adoptado o porque lo debes cuidar por un tiempo), entonces hay que tomar más tiempo y ofrecer comida y agua, dejarlo solo. Si toma el agua y la comida que le dejaste, tratas lo de más arriba, mostrarle tu mano y dejar que la olfatée. Los perros le temen a nuestras manos y si se la muestras en forma amigable, ouedes ganar su confianza.

  6. Muy acertados los consejos de Sophia.

    Y lo que he aprendido de ellos es sencillamente que hay que dejarlos tranquilos y cuanto menos los toquen mejor.

    Ya se acercaran ellos cuando quieran.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here